Soraya Arnelas sorprende con una decoración gótica y “lúgubre” en su dormitorio

Soraya Arnelas se encuentra esperando a su segunda hija, mientras está adaptándose a su nueva vivienda

La ex ‘triunfita’, Soraya Arnelas, ha conseguido quedarse embarazada de la que será su segunda hija, tras una época en la que le costó muchísimo superar su dolencia mental que se lo impedía. Ella misma confesaba hace un tiempo, que ella y su pareja, Miguel Ángel, estaban tratando de volver a ser padres, pero la enfermedad crónica que sufría la cantante se lo impedía.

“Mi estrés no es emocional o psicológico, es físico. Eso es lo que hace que mi cuerpo no reaccione o no sea tan fácil quedarme embarazada” explicaba hace un tiempo Soraya.

Pero el confinamiento lograba que la cantante pudiera descansar y sentir el alivio de no tener más preocupaciones que la de cuidar de su hija Manuela Grace y seguir adelante con su vida. Fue en octubre de 2020, cuando anunciaba que se mudaba de su ático de San Sebastián, que adiquirió cuando sólo contaba con 24 años, con los ahorros tras salir de Operación Triunfo.

La idílica casa de Soraya Arnelas y su familia

Tras anunciar feliz su segundo embarazo, la pareja se ponía manos a la obra para decorar y adaptar esta nueva vivienda al gusto de la familia. Se trata de un impresionadle chalet adosad a las afueras de Madrid, que ella misma ha bautizado como ‘Villa Gracia’, y además de contar con una espaciosa vivienda, también tiene piscina y zonas verdes para que sus dos hijos, Manuela y Oliva, como así se llamará su segunda hija, puedan corretear y disfruta de la naturaleza.

“Para mí era importante tener un entorno verde. Yo soy de Extremadura y siempre he soñado con tener estas vistas” admitía tras hacerse con una vivienda que jugará un importante papel en su familia.

El dormitorio de Soraya y Miguel Ángel, negro y “lúgubre”

El dormitorio es una estancia muy personal. Aquí tenenos que tener en cuenta muchos factores, pero el principal es que la persona que vaya a dormir en ella tiene que estar cómoda y relajada.

La pareja ha optado por escoger tonos oscuros, negro en espectacular cabecero y también el color de la pared predominante. Contrasta con este color, el blanco de las sábanas: “Nos gustan las habitaciones lúgubres que invitan a descansar y el negro parece triste, pero da la oscuridad que necesitas

Lo cierto es que el color negro está muy menospreciado en el interiorismo. En muchos hogares el color negro es casi tabú, al considerase que aporta tristeza, pena, angustia o ‘malas vibraciones’, pero un empleo de estos tonos, puede resultar elegante, sofisticado, relajante e incluso sensual.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SORAYA ARNELAS (@soraya82)