¿Reunión de Juan Carlos I y Doña Sofía? El evento en el que podrían reencontrarse

Los eméritos volverán a encontrarse en noviembre, tras casi un año desde que Don Juan Carlos se marchara de España

El rey emérito Don Juan Carlos I se marchaba de España y así lo anunciaba a través de un comunicado emitido el pasado 3 de agosto de 2020. Lo hacía envuelto en una enorme polémica, tras destaparse presuntos negocios ocultos en Suiza, y una Corinna que cada día revelaba más detalles sobre la relación extramatrimonial que les unía.

Desde entonces, poco se ha sabido de él. Se sabe que reside en Emiratos Árabes Unidos, y se aloja en una propiedad del príncipe heredero de Abu Dabi, el hombre más rico de los Emiratos Árabes y el más influyente líder de la zona: Mohammed bin Zayed. 

Cuando saltó el rumor sobre su mal estado de salud debido a un supuesto contagio de Covid, Juan Carlos tuvo que desmentirlo con una fotografía y unas declaraciones en las que dejaba claro que había rey emérito para rato. Su hijas, las Infantas Elena y Cristina, viajan de vez en cuando para hacerle una visita, pero según cuenta su entorno, quiere regresar a España.

El posible envero que reunirá de nuevo a Don Juan Carlos I y a su aún esposa, la reina emérita Doña Sofía de Grecia

Según adelanta el medio ‘Jaleos‘, los reyes eméritos podrían reencontrarse más de un año después de la marcha de éste a Emiratos Árabes. La cita en cuestión es la boda entre el gran duque Jorge Mijáilovich Romanov y Rebecca Bettarini.

El enlace tendrá lugar en Rusia, concretamente en San Petersbugo, el próximo 1 de octubre. Resultaría más que probable que ambos asistieran a la boda, ya que los eméritos españoles fueron nombrados padrinos del heredero ruso. A este evento podría incluso acudir los actuales reyes de España, Felipe VI y Letizia Ortiz.

De ser así, loe eméritos se reencontrarían entre una enorme expectación por saber si acudirán juntos, separados, o si se reunirán en Rusia llegando por separado. Lo cierto es que desde que el padre de Felipe VI se marchara a Abu Dabi, no han tenido contacto alguno y sus agendas son completamente diferentes, como es obvio.