Gloria Camila confiesa los retoques estéticos que se ha hecho

Gloria Camila ha respondido a varias preguntas de sus seguidores en su perfil de Instagram

Gloria Camila, hija del diestro José Ortega Cano y de la fallecida tonadillera Rocío Jurado, se encuentra en uno de los mejores momentos de su vida. En el plano amoroso y sentimental, ha encontrado la estabilidad junto a un amigo e la familia, David Garcia, un joven discreto que vive alejado del foco mediático y así quiere seguir.

El hombre que parece haber curado el corazón a Gloria Camila tras su dolorosa ruptura con Kiko Jiménez, tiene 28 años, y estudia Magisterio en la Universidad de Madrid, pero se gana la vida impartiendo clases de inglés. Ortega Cano ya dio el visto bueno a esta relación ante las cámaras, asegurando que sólo le preocupaba el bienestar de su hija y de paso echar por tierra la reputación del que un día ocupó un lugar en su familia, Kiko Jiménez: “Es un completo desagradecido. A mi hija le ha tocado la lotería con David, ahora está muy bien, muy contenta y muy tranquila. Me alegro por ella”

Pero además de haber encontrado la tranquilidad en David, Gloria Camila ha encontrado en su verdadera pasión un hueco en el plano laboral. Siempre que se reunía con familia o amigos, la joven sacaba a pasear sus dotes interpretativas, imitando a gente famosa, o simplemente inventándose nuevos roles. Ahora y tras haber superado con éxito un casting de TVE, Gloria acude todas las mañanas a interpretar a Cloe, en la serie de esta misma cadena, ‘Dos Vidas‘.

Los retoques estéticos de Gloria Camila

Poco tiempo le queda para charlar con sus seguidores, pero siempre lo saca de donde no hay. Gloria ha querido contestar a sus más de 800.000 seguidores, preguntas de diversa índoles, entre las que se encontraba una de sus retoques estéticos a la que contestó sn ningún tipo de problemas.

“¿Dónde te haces los labios? A esta pregunta Gloria respondía con una negativa y además confesaba el único retoque estético que sí se había realizado hace algún tiempo: “No he me puesto labio, no tengo ninguna operación estética, ni retoque, excepto el pecho. Pensé en hacerme la bichectomia, pero menos mal que no me la hice. Envejecemos y a la larga se nos descuelga la cara “