El inesperado apoyo de Ana María Aldón a Rocío Carrasco en medio de la tormenta

Ana María Aldón se ha mostrado conmovida e identificada por el testimonio de Rocío Carrasco

Ana María Aldón ha sido muy valiente al confesar en púbico cómo le está afectando la docuserie protagonizada por Rocío Carrasco, quien un día fue hijastra de su marido, José Ortega Cano. ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ se está convirtiendo en un auténtico revulsivo, no solo en la prensa rosa, sino en otros ámbitos bien distintos. Ya mismo como la ministra de Igualdad, Irene Montero, quiso entrar en directo en ‘Sálvame Diario’, para mostrar su apoyo a la hija de Rocío Jurado, animando a otras mujeres a contar la verdad de lo que están sufriendo.

La actual esposa de José Ortega Cano, revelaba hace poco que esta serie estaba desestabilizando su núcleo familiar, por la relación que une a la hija de las más grande con su marido. Además está Gloria Camila y José Fernando, ambos hijos adoptivos de Rocío Jurado y del diestro, de los que Rocío Carrasco ha confesado que los quiere, pero que “ese ser“, en relación a Antonio David Flores, siempre está en medio.

Lo cierto es que Ana María se siente identificada, en parte, con el testimonio de la hija de ‘la más grande’, sobre todo las vivencia de malos tratos. La diseñadora andaluza confesaba hace poco, que había sido víctima de violencia familiar por parte de su padre. Ha sido durante ‘La escalera de las emociones’ de ‘Viva la vida‘ en Telecinco, donde la mujer de José Ortega Cano se ha abierto en canal sobre lo que siente al oír la pesadilla que ha tenido que vivir Rocío Carrasco.

Ana María Aldón empatiza con Rocío Carrasco

La ex concursante de ‘Supervivientes‘ ha revelado que esperaba con ansia a que Rocío contara su verdad, mientras que ha sido la única persona cercana a su familia que ha manifestado su apoyo público. Considera que se ha prejuzgado a la ligera a Rocío Carrasco y que la hemos condenado sin haber esperado a oír su versión: “Yo he vivido historias que ella ha narrado pero multiplicadas por diez, la entiendo, y además no me parece lapidar a la gente

También revelaba que su marido, al estar muy delicado de salud, no ve el documental de quien un día fue su hijastra, y es ella quien le suele contar algunos detalles que se han contado en cada episodio. La palabra con la que Ana María utiliza describe la situación por la que están atravesando en estos momentos, es ‘tristeza‘. No quiso obviar que cuando ella llegó a la vida de José Ortega Cano, tuvo que enfrentarse, en menor medida, a la lapidación pública por parte de personas anónimas: Salir a la calle era enfrentarme a insultos y descalificaciones, yo temía a otra tarde más de ponerme verde“.