El desternillante vídeo de Maite Galdeano liándola parda en el interior de un restaurante

Imagen de Maite Galdeano

Maite Galdeano llama la atención en el interior de un restaurante tras arrancarse con twerking y flamenco en mitad del local

Maite Galdeano, madre de Sofía y Cristian Suescun, se acaba de reencontrar con su novio, que ha regresado a España, tras su escapada a Paris. A su regreso, la ‘elegida de Dios’, como ella se hace llamar,  ha aprovechado para salir a cenar por todo lo alto y reunirse en familia. La pareja, compartió una agradable velada durante la noche del lunes en un refinado restaurante de Madrid del barrio de Salamanca, en compañía de sus dos hijos y de su yerno Kiko Jiménez.

Era tan grande el entusiasmo que sintió Maite Galdeano tras reencontrarse con Remi, su pareja, que ha empezado a bailar en medio del restaurante donde cenaban en familia. Maite Galdeano, no solo se atrevió con el Twerking encima de Remí, sino que se arrancó con flamenco en mitad del local y todo un salón lleno de personas alucinando.

Uno de los colaboradores de Sálvame’ difundía el vídeo en el que la madre de Cristian y Sofía, que lucia un vestido de estampado animal print, se lo pasaba en grande, bailando en medio del establecimiento, sin mascarilla y a su bola.

https://twitter.com/JuanjoElCotilla/status/1391451992913059845?s=20

Maite Galdeano vivió un calvario en su viaje a Paris

Hace unos meses, Maite Galdeano ponía rumbo a Paris con el objetivo de conocer a la familia de Remi, su actual pareja. Sin embargo, el trayecto hacia París, se convirtió en un auténtico calvario para la ex concursante de La casa fuerte, debido a su miedo a los aviones y a las alturas.

Por eso, cuando el avión empezó a despegar, Maite Galdeano rezó todo lo que se sabía, protagonizando momentos de verdadera tensión y agobio. “Ya estamos arriba, como se caiga esto” o “La vida es todo tierra y en todos los sitios es igual”, han sido algunas de las expresiones que pronunció durante el viaje de algo de más de dos horas hasta la capital francesa.

Imagen de Maite Galdeano