Cómo rejuvenecer la mirada en solo 8 pasos

¿Quieres tener una mirada más joven? Te damos 8 trucos para conseguirlo

Nada como una mirada despejada, luminosa y bien maquillada para favorecerte al máximo y sacarle el máximo partido a tu belleza. Descubre en tan solo ocho pasos como conseguir una mirada seductora e irresistible: ¡amplifica tu mirada como por arte de magia!

Hidrata, Hidrata, Hidrata: La piel del contorno de los ojos es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro. Si quieres tener una mirada joven y bonita, tendrás que hacer algo al respecto: contorno de ojos específico a diario, y una vez a la semana, una mascarilla específica para la zona, que descongestione las bolsas, ayude a favorecer la microcirculación y refresque. Las encontrarás en cómodos parches: para un efecto aún más eficaz, guárdalos en la nevera.

Adiós ojeras: No hay nada que favorezca tan poco a la mirada y al rostro en general como las ojeras. Atácalas con un buen corrector que no solo cubra, sino que trate y ayude a ir despigmentando la zona poco a poco.

Pestañas arriba: Un rizador de pestañas es una herramienta que toda mujer debería guardar en su neceser o en su cajón de maquillaje. Veinte segundos (como mucho) que levantarán tu mirada y harán que tus pestañas luzcan casi como si fueran postizas. ¡No te niegues este privilegio! Verás cómo amplifica tu mirada.

Dos capas de máscara: Volumen, longitud, espesor… ¿o todo en uno? A la hora de elegir tu máscara de pestañas piensa qué quieres conseguir con ella, y una vez elegida (y rizadas las pestañas), aplícala haciendo un suave movimiento de zigzag de raíces a puntas. Espera unos instantes y repite la aplicación.

Eyeliner, sí: No solo es tendencia, sino que una línea bien dibujada al ras de las pestañas superiores te ayudará a que parezcan más pobladas y a abrir la mirada. Si no tienes el pulso de un neurocirujano, elige un eyeliner fácil de aplicar y no salgas de casa sin él.

Diseña: Para conseguir una mirada almendrada con un toque felino no hace falta pasar por el quirófano ni utilizar Photoshop. Solo necesitas un pincel plano biselado y aplicar una sombra oscura desde la mitad del ojo hacia fuera sobre la línea de las pestañas, tanto en el párpado superior como en el inferior: un truco que amplifica tu mirada en cuestión de segundos.

Ilumina: Un toque de luz en el lagrimal hará que tus ojos parezcan más grandes, y tu mirada más despejada. Pruébalo.

Cejas perfectas: Nada marca tanto la mirada como las cejas, para bien o para mal. Si son demasiado largas, te entristecerán la expresión. Si están descuidadas, te darán un aire desaliñado. Sin embargo, si están bien diseñadas harán que tu mirada parezca más joven, más despejada y tus ojos más grandes.