Mejores películas de la historia del cine

Grandes películas de la historia del cine

Te proponemos un recorrido por una serie de películas de distintos géneros y épocas con un denominador común: forman parte de las mejores películas de la historia del cine.

En “La carretera” o “En busca de la felicidad”, la figura del padre superviviente y luchador se enfrenta a la adversidad haciendo lo imposible por su retoño, al igual que en la galardonada ‘La vida es bella’, donde a través del sentido del humor, el personaje de Roberto Benigni trata de hacer feliz a su pequeño a pesar de las tristes condiciones en que les toca vivir.

La cinta Kramer contra Kramer retrata a un papá que no descubre el instinto paternal hasta que su esposa les abandona y en Big fish y En el nombre del padre, padres e hijos pasan la mayor parte de sus vidas enfrentados, hasta que un acontecimiento concreto les condena a entenderse.

Personajes con garra que atrapan al espectador con las historias que protagonizan; historias extraordinarias de padres e hijos, algunas más mundanas y otras más propias de la ciencia ficción.

Cada uno a su estilo, todos harían lo que fuera por sus hijos. Por eso pueden presumir de ser ‘padres de cine’.

‘La carretera’, (‘The Road’, 2009)

La adaptación cinematográfica de la novela de Cormac McCarthy, dirigida por John Hillcoat, muestra el instinto fraternal en su esencia más pura.

El personaje de Viggo Mortensen y su hijo se echan a la carretera para tratar de recomenzar una nueva vida. Pero todo son amenazas en ese mundo postapocalíptico en el que han quedado como supervivientes. Pasan hambre y todo son peligros ahí afuera. Se sienten cada vez más débiles, desbordados y solos. Es el amor del uno por el otro lo que les da fuerzas para seguir, sin rumbo y agonizando, por arañar un poco más de tiempo juntos ante el previsible desenlace.

Un viaje existencial donde el amor inmenso de un padre hacia su hijo es suficiente para enfrentarse a todo y luchar hasta el final.

‘La vida es bella’ (1997)

Una de las historias entre padre e hijo más emotivas del cine.

Guido Orefice, el personaje de Roberto Benigni, que además de dirigir, protagoniza esta oscarizada película, hace lo posible para que su hijo Giosuè pase los días en el campo de concentración ajeno a lo está sucediendo.

Un padre desesperado que intenta todo lo que está en su mano por la felicidad de su pequeño, contagiándole cada día valores como la valentía y la alegría de vivir.

La cinta mezcla humor y tragedia como pocas, transportándonos, gracias a la interpretación exquisita de su protagonista, a la Italia de la invasión nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

‘En busca de la felicidad’ (2006)

Después de que la madre (Thandie Newton) les abandone, Chris Gardner (Will Smith) y su hijo (Jaden Smith) se ven obligados a dejar su casa al no poder hacer frente a los pagos del alquiler.

A partir de ahí su existencia se convierte en una lucha diaria, que atrapa al espectador desde el primer momento y experimenta de la mano de estos dos personajes la angustia por la supervivencia.

Si durante el día Chris se emplea a fondo tratando deencontrar un trabajo que les permita llevar una vida digna, padre e hijo llegarán a pasar las noches en casas de acogida o incluso en unos baños públicos al no tener otro sitio donde ir.

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, ve a por él. La gente que no lo consiguió te dirá que no lo lograrás, pero si tienes un sueño, persíguelo, y punto”. Estas son las palabras de aliento de Chris Gardner a su pequeño, las de un padre coraje que, pese a las dificultades, siempre dulce y cariñoso hará lo imposible por proporcionarle una vida mejor.

‘Kramer contra Kramer’ (1980)

Todo cambia en la vida de Ted Kramer (Dustin Hoffman) cuando su esposa (Meryl Streep) se marcha y le deja solo a cargo de su hijo de 5 años, Billy. De la noche a la mañana se ve convertido en un amo de casa torpe y completamente perdido. Por suerte, poco a poco va descubriendo la faceta paternal de la que su total entrega al trabajo le había impedido disfrutar hasta entonces.

‘Big fish’ (2003)

Edward Bloom, el padre de esta historia, es uno de esos padres de película. Pasa la vida contando historias fantásticas que su hijo Will está harto de oír. No solo no se cree lo que su padre cuenta sino que piensa que si miente es porque tiene algo que ocultar, así que pasará los años enfrentado a él, tratando de descubrir la verdad. Pero la respuesta la tiene delante: “hay algunos peces que no pueden ser atrapados. No es que sean más rápidos o más fuertes que otros peces. Sólo están tocados por algo especial”. Will tarda en comprenderlo, si bien finalmente logra reconciliarse con su progenitor.

Basada en la novela de D.Wallace, Big Fish es una entrañable y fascinante historia de un padre fantasioso que acaba convertido en un gran pez.

‘En el nombre del padre’ (1993)

El rebelde Gerry Colon se ve involucrado en un atentado y sin comerlo ni beberlo, arrastra también a su padre, con quien no se lleva nada bien y acaba compartiendo celda en una condena interminable.

Gerry machaca continuamente a su progenitor, con palabras frías y desgarradoras porque piensa que es un fracasado, pero su relación pasará de un extremo al otro cuando, a fuerza de compartir tiempo y conversaciones, Gerry comprenda cómo es su padre en realidad.

mejores películas de la historia del cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *